Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Etiquetas populares
visto recientemente
No hay artículos

Productos de higiene íntima

Oferta
Productos de higiene íntima
Essity
Referencia: 158780
10,99 €
Los absorbentes de orina Tena para hombres, nivel 3, brindan una protección segura y discreta contra las pérdidas de orina moderadas a fuertes. Diseñados específicamente para hombres, ofrecen comodidad y confianza...
Productos de higiene íntima
Bimédica
Referencia: 476267
39,92 €
Los absorbentes de orina Bimédica Pants Noche en talla grande ofrecen una protección eficaz durante la noche. Con un diseño discreto y cómodo, brindan seguridad y confianza. Su capacidad de absorción y ajuste...
Productos de higiene íntima
Bimédica
Referencia: 469460
47,91 €
Los absorbentes de orina Bimédica Pants Super Noche en talla grande ofrecen una protección óptima durante la noche. Su diseño anatómico y materiales de alta calidad brindan comodidad y seguridad. Cada paquete contiene...

Productos de higiene íntima para una buena salud

Los productos de higiene íntima se utilizan para el cuidado de las partes muy sensibles y delicadas de la anatomía femenina. Con su empleo, se pueden evitar malestares en la zona, entre los que se encuentran infecciones urinarias como la cistitis. Aunque pueden aparecer en muchos formatos, los más frecuentes son:

  • Gel para la higiene íntima. Se trata, probablemente, del formato más frecuente. Es muy fácil de aplicar, especialmente durante la ducha o baño.
  • Mousse para la higiene íntima. Suele contener clorhexidina y complejos antimicrobianos vegetales de acción higienizante y protectora. Con esta modalidad, conseguirás una limpieza suave y respetuosa con el equilibrio de la piel y las mucosas.
  • Toallitas para la higiene íntima. Son muy utilizadas por las personas que tienen que viajar habitualmente o están poco tiempo en un lugar fijo. Sus tejidos y material de fabricación han de estar debidamente esterilizados y tener un tacto muy suave para desempeñar correctamente su labor.

Cualquiera de los productos que acabamos de ver lo puedes usar diariamente, sin miedo a que cause rozaduras, ampollas u otros efectos similares en la piel. En caso de sufrir una infección particular, te recomendamos la aplicación de soluciones específicas para tal dolencia.

​Para que estos productos puedan cumplir su cometido, debes prestar especial atención a los valores de pH vaginal. En este sentido, conviene recordar que se suelen situar entre tres y cinco, por debajo del de la piel que recubre la generalidad del cuerpo (aproximadamente de seis), mientras que el del área vulvar se queda en una posición intermedia. La composición de cada uno de estos productos ha de respetar su correspondiente grado de acidez. Especialmente, si se considera que, en determinadas fases, estos valores pueden cambiar, como suele ocurrir en:

  • La infancia. El pH habitual está en torno a siete. Los productos de higiene íntima han de ser adecuados a las necesidades de esta edad, debiendo tener en consideración que la piel de la zona es más delgada, no hay vello púbico y no hay producción de hormonas.
  • La pubertad. El pH baja, aunque comienza la producción de hormonas, por lo que hay que comprar productos que no interfieran en el desarrollo de la mucosa y la flora vaginal.
  • La menopausia. El pH se sitúa entre seis y siete. Se dejan de producir hormonas, por lo que disminuye la protección y aumentan las irritaciones, haciendo necesaria una utilización frecuente de estos tratamientos.

​​Cuida de tu higiene vaginal con los productos de nuestra farmacia

En nuestra farmacia online, encontrarás un extenso muestrario de estos productos, con diferentes formatos, componentes y marcas. No olvides que, para disfrutar de una óptima higiene, tan importante es utilizar buenos productos como procurar un lavado adecuado. Este ha de llevarse a cabo en torno a dos o tres veces al día. Aunque hay muchas formas de efectuarlo, un esquema recomendable es el siguiente:

  • Limpiar la zona de los genitales con agua tibia y jabón suave, con pH neutro.
  • Para lavar la vagina, primero tendrás que separar las piernas y poner el jabón directamente en la mano, a ser posible sin emplear ningún guante o esponja.
  • Tras limpiar y enjuagar, tienes que realizar un correcto secado, con movimientos delicados, hasta que no queden restos de jabón y agua.

¿Te ha resultado de ayuda? En nuestro blog de consulta encontrarás información adicional sobre este y otros temas relativos a la salud y la parafarmacia online.

Ajustes

Menú

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse